Antártida

El continente blanco. Una enorme masa de hielo que juega un papel vital para el balance térmico de la tierra, influyendo sobre el clima de todo el planeta y en la circulación de las corrientes atmosféricas.

Debe su nombre a los griegos que en el siglo V AC situaron y llamaron Ártico al Polo Norte, de la raíz “arktos” – oso, ya que la estrella polar situada sobre este pertenece a la constelación de la Osa Menor. En sentido opuesto, dedujeron e imaginaron un anti-ártico para el Polo Sur, y así quedo Antártico.

Los cruceros, que zarpan desde Ushuaia, después de atravesar el famoso Pasaje de Drake, tienen como objetivo las Islas Shetland del Sur y la costa occidental de la Península Antártica, por su accesibilidad, paisajes espectaculares, abundante fauna, como el elefante marino del sur, el lobo marino de dos pelos, las focas: Leopardo, de Ross, Cangrejera, de Weddell. Las ballenas: Azul, Franca, Minke, Jorobada, Cachalote, y la Orca. Y el ave marina que es  símbolo de este continente: el pingüino. Encontramos el pingüino de penacho anaranjado, de penacho amarillo, de Adelia, de Barbijo y los más conocidos por su tamaño: el Rey y el Emperador. Sin olvidar las grandes aves planeadoras que visitan en verano las costas antárticas, como albatros, petreles. También cormoranes, skúas, la paloma antártica, y las gaviotas cocineras, entre otras.

Se pueden realizar cruceros más extensos que incluyen las islas Georgias del Sur y las Islas Malvinas. Circunvalar el continente blanco, y realizar viajes en veleros preparados especialmente con cascos de acero para navegar las aguas polares.

María de Luynes - Teléfono en Argentina: +54911 5920 3655 - E-mail: info@argentinabyml.com