Turismo Rural


La Argentina se caracteriza por sus extensas regiones dedicadas a la producción rural. En el territorio argentino esa actividad se desarrolla en establecimientos de diverso tipo, tamaño y categoría, los que según sus características adquieren varias denominaciones
tales como estancias, campos, chacras y granjas. Muchos han superado los 200 años de historia. Los cascos de algunos de ellos son grandes mansiones de arquitectura de origen francés, italiano, inglés y estilo colonial.

En cada área geográfica, donde el turismo rural es posible, encontramos características y opciones relacionadas con el ambiente físico natural. Desde el norte, con un clima cálido subtropical con o sin estación seca, hasta el frío oceánico del sur, pasando por
una franja de climas templados en el centro.

El visitante puede participar de las típicas prácticas rurales: siembra y cosecha, arreo de ganado, ordeñe de vacas, esquila de ovejas, señalada de corderos, yerra de vacunos, asistir a una doma o jineteada a cargo de gauchos, o disfrutar de un apasionante
partido de polo, o de pato (que es el deporte nacional) y una guitarreada junto a bailes folklóricos. Además se pueden realizar una gran variedad de actividades como la pesca, caza, paseos a caballo, treking, observación de flora y fauna autóctona, entre otras.

María de Luynes - Teléfono en Argentina: +54911 5920 3655 - E-mail: info@argentinabyml.com